Escritos

Sergio Mancilla Caro, a 69 años de su nacimiento

Por Sergio Reyes, 16 de julio 2020

Lunes, 16 de julio 1951. Hace 69 años, nació en Punta Arenas Sergio Mancilla Caro. Sus padres, eran puntarenenses con raíces en Chiloé. Fue el hijo número tres en una familia de cinco. Su padre, paradojas de la vida, era militar y hacia 1973, el año fatídico del golpe cívico-militar en Chile, muy de acuerdo con las acciones de su general Augusto Pinochet. Según relató su hermano Roberto, quien nos ayudó a escribir la historia desde el ángulo familiar, Sergio nació en una casa que arrendaban sus padres en Avenida Independencia, pero vivieron más tiempo en la casa de los abuelos ubicada en España esquina Boliviana. Alli existe ahora un salón de belleza.

La familia Mancilla Caro, fue trasladada al menos 10 veces --recordó Roberto-- por la exigencias militares de su padre. Así, entre escuelas en Punta Arenas y en Santiago, fue creciendo y formándose el jóven Sergio. En Santiago estudió en primer año de humanidades (ahora 7mo) en un instituto comercial dependiente de la Universidad Técnica del Estado. Entre viaje y viaje, también estudió en el Instituto Superior de Comercio de Punta Arenas. Pero, fue en Santiago donde empezó a interesarse, en medio del ambiente de activismo social, en ideas revolucionarias y socialistas.

En Punta Arenas continuó su activismo político con jóvenes de ideas afines. Pero, no dentro de los dos partidos tradicionales de la izquierda, o sea el Partido Socialista y el Partido Comunista. A esta altura de su vida, en los inicios de los años 1970s, ya era la oveja negra de su conservadora familia. Tanto así que optó, residiendo sus padres en Santiago, venir a estudiar a la entonces emergente Universidad Técnica del Estado en Punta Arenas, en vez de hacer lo que muchos estudiantes magallánicos hacían, irse a estudiar a Santiago, con una variedad de universidades. Una vez en Punta Arenas, tampoco quiso vivir con su extensa familia, sino más bien hacer su propia vida, llegando a residir por algún tiempo en la residencia del Ejército de Salvación.

Al año del golpe cívico-militar, Sergio, era estudiante de la cátedra de contadores auditores en la Universidad Técnia del Estado, y miembro activo del Movimiento Universitario de Izquierda. Vivía entonces en una casona que ofició de pensionado universitario en la avenida Bulnes, lo que es hoy el Conservatorio de Música. Allí lo sorprendió el golpe cívico-militar, un día martes, 11 de septiembre de 1973. En octubre de ese año, Sergio fue tomado prisionero, eventualmente llegando a parar a Isla Dawson. Allí permaneció en la Barraca Alfa, siendo uno de los 16 últimos prisioneros en permanecer en la isla antes de cerrar el campo de prisioneros. Esto ocurrió el 25 de septiembre de 1974.

Estuvo posteriormente en varios campos de prisioneros de Punta Arenas, hasta ser enviado al campo de prisioneros Tres Alamos en Santiago, en 1975. En Septiembre de 1975, sale Sergio junto a un centenar de presos políticos rumbo al exilio en Panamá. Allí empezó su vida en el exilio donde desarrolló, como la mayoría de los exiliados chilenos, un trabajo solidario de apoyo a las revoluciones en América Central, en particular con Nicaragua. En Panamá se casó, y luego junto a su esposa Vielka Bolaños y su hijo, Alejando, nacido en 1978, se mudaron a Nicaragua en 1979 luego del triunfo de la revolución Sandinista.

Un grupo de militantes del Movimiento de Acción Unitaria MAPU, corriente liderada por Oscar Garretón, decidieron que irían a colaborar con la revolución salvadoreña, tanto para contribuir a esta, como para prepararse militarmente para volver a Chile a luchar contra la dictadura. El pequeño contingente revolucionario chileno contaba con ocho voluntarios, que partieron desde Nicaragua un 27 de julio de 1981. En El Salvador se unen al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN. Todos son incorporados en el frente de Chalatenango. Allí, en lo que los ex combatientes definen como la "guinda" de Octubre de 1981, cae combatiendo en una emboscada Sergio Mancilla Caro, con el nombre de combate, Horacio. Su cuerpo, o lo que quedaba de el, fue enterrado en algún lugar de la montaña.

Esta historia la tuvimos que reconstruir luego de intenso estudio, contactos, y testimonios. Todo quedó plasmado en un libro denominado "Sergio Mancilla "Horacio"un Guerrillero Internacionalista Austral." La verdad es que fue un trabajo necesario porque se empezaba a perder el rastro de su vida. Y lo poco que se sabía sobre su vida y su muerte eran mitos.

En este día 16 de julio, Sergio habría cumplido 69 años. Pero hace ya 39 años que Sergio no está con nosotros. Murió, luchando, a los 30 años de edad. Solamente hace unos días tuvimos también la triste noticia de que quien nos ayudó a entender su vida de niñez y juventud, su hermano Roberto, falleció el mes de junio recien pasado a la edad de 75 años, víctima de la enfermedad del cáncer.

El libro (2014) de su vida sigue disponible en formato digital (https://sreyes.org/sm-libro/Sergio-Mancilla-Caro-BK00027816.pdf).