English | Inicio | Sergio Reyes | Victor Jara | Violeta Parra | Escritos | Música | Tecnología | Enlaces |


Sergio Reyes

Comentario de Libro: La lista del Schindler chileno

Por Sergio Reyes

El recientemente (2014) publicado libro de Manuel Salazar Salvo, “La lista del Schindler chileno, empresario, comunista, clandestino” (publicado por LOM), más que una cuenta de las acciones de Jorge Schindler, empresario en el área farmacéutica después del golpe, es una verdadera historia del Partido Comunista contada por los testimonios de sus protagonistas. El libro relata los martirios a los que fueron sometidos los dirigentes del PC en ciudades como Santiago, La Serena, Concepción, Valparaíso, que fueron desde la tortura, la desaparición a la muerte.

Los relatos de los pocos sobrevivientes de la Caravana de la Muerte del General Arellano Stark, y muchos otros que desfilan en las páginas de este libro, no podrán sino estremecer de terror a los lectores. No es fácil comprender que hayan existido (y aun existen) chilenos con tanta maldad.

De igual manera, estos testimonios revelan por parte del PC una burocracia partidaria que no estaba preparada para enfrentar la represión fascista. Sin, embargo, sorprende también la estructura que existía, con funcionarios pagados en todo el país, con estructuras incluso de defensa o militares, que al fin eran más un nombre que una realidad.

Las historias que cuentan los entrevistados, quienes van de los 60 a los 80 años de edad, van muchas veces más atrás del golpe y dan una idea de cómo se llegó al día crucial del golpe y sus secuelas. Las voces de los entrevistados no fue alterada y se puede escuchar la autenticidad de los protagonistas, lo que lo hace más real aún. Uno de los entrevistados relataba cómo el PC sostenía aires de exclusividad en la aceptación de candidatos para ser miembros del partido. “Inventaron, incluso, un chiste a propósito de lo que estaba pasando. Había que poner a prueba a los posibles nuevos militantes. Tenerlos un tiempo en barbecho y luego un dirigente tenía que hablar seriamente con ellos. «Mira, este es un paso muy serio en tu vida, pero no as tan fácil. Aquí hay que mantenerse en la disciplina partidaria; y a ti te gusta el traguito. Entonces, eso no puede ser. Un comunista que ande tomando, por ningún motivo. Tienes que aprender a ser normal y dejar e1 trago...». «Bueno, compañero. Dejo el trago». «Bien, pero a ti también te gusta jugar a las carreras. Y eso no puede ser tampoco. Tenís que dejar los caballos...». «Bueno, compañero. Dejo los caballos». «Bien, pero eres bastante mujeriego. Y no podís seguir así porque la moral comunista es muy rigurosa en esta materia...». «Bueno, compañero, dejo las muieres». «Bien, pero además hay momentos de la existencia del partido en que se te va a exigir dar la vida por el partido.... ¿Qué pensai de eso?». «Bueno, p’a la cagá de vida que voy a llevar en el partido...».” (p. 160)

Otros de los compañeros sobrevivientes, dirigente obrero del partido, indica como reaccionó cuando un emisario de la dirección provincial le vino a informar de la decisión de que los dirigentes debían proceder a entregarse. Su respuesta fue simplemente, “Dile a ese conchas de su madre que él se entregue, pero yo no lo voy a hacer.” Esa falta de acatar la orden tal vez le salvó la vida.

Jorge Schindler efectivamente jugó un papel fundamental en salvarle la vida a muchos militantes y dirigentes del PC y de otros partidos de izquierda, al refugiarlos, darles trabajo, e incluso, ayudarles a salir del país. Todo esto utilizando sus destrezas como hombre de negocios, concentrado en el rubro de las farmacias. Eventualmente el mismo Schindler debió salir del país para salvarse de la represión. Actualmente vive en Alemania.

Es un libro de la historia que hacen los pueblos, como decía Allende, contada por sus propios protagonistas. El escritor en este caso crea y teje el entorno de las historias con fina destreza. Como el mismo autor lo dice con humildad, es una historia que merece y tiene que ser contada. “Aquellos hombres y mujeres que se refugiaron la cadena de farmacias creada por Schindler desempeñaron un papel fundamental en la recomposición del PC y en los orígenes de la resistencia. Esta es la historia de todos y cada uno de ellos.”

Ficha técnica:

La lista del Schindler chileno / Manuel Salazar Salvo, 1ra. Edición
Santiago, LOM Ediciones: 2014
Contacto web: www.lom.cl